Los niños: curiosidad sin límite

Esta semana he estado un poco liada en el trabajo. No se si os lo he comentado, pero soy profe y en esta semana hemos tenido algunas presentaciones para los padres, fiestas y las despedidas del curso, por eso he estado un poco desconectada del blog.

Hace algunos años he pensado en escribir una especie de diario que recoja todas las anécdotas dignas de recordar del cole, como el día que comenzó a oler a pedillo en mi clase de 1º, ya sabéis como son los niños… sin filtro ninguno y maravillosamente espontáneos. La niña a la que se dirigían las miradas, roja como un tomate y su compañera  haciendo la prueba de verificación, se agacho y sin dudarlo comenzó a oler la silla de su vecina, comunicando  a todos, que efectivamente, de allí venía el olorete. ¡Imaginaros mi cara!

Los niños y su curiosidad, muchos, o la gran mayoría, podrían dedicarse a periodistas o ser investigadores secretos. Todas las preguntas valen, para ellos no existe la palabra privacidad, ya todos saben si tengo perro,  si estoy casada,  el nombre de mi madre, mis hermanos, mi padre, el color de ojos de mi abuela, en fin. Pero la mejor, fue la de la semana pasada…

rizosypicosoentradaslosniñoscuriosidadsinlimites tienes hijos (2)

rizosypicosoentradaslosniñoscuriosidadsinlimitesynietos

 

Sin palabras

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s